Publicado el Deja un comentario

Duvet o plumón: lencería para cama

Un duvet o plumón se ha convertido en la solución perfecta para vestir tu cama de manera rápida.

Para aquellos que apenas están conociendo esta nueva tendencia, deben saber que el Duvet es un forro que cubre el interior de la fibra natural o sintética con la que esta relleno.

Permite con facilidad separarlos para obtener un lavado más rápido, es decir, no tendrás que enjuagar la parte acolchada que es la que se demora más en secar, solamente será su diseño exterior.

En la imagen se puede apreciar los botones que son el soporte para evitar que se abra o se corra la funda que cubre al relleno.

Una vez se seque el forro podrá colocarse nuevamente para vestir tu cama y mantenerla siempre impecable.

¡Ojo! No todos los cierres se notan en el pulmón, algunos son más discretos con correderas,  por lo general los botones hacen parte del diseño.

Duvet
Duvet

Otra de las características que hace atractivo al Duvet es que se puede usar doble faz por lo que parecerá que tienes dos cobijas para adornar tu cama. Nunca antes había sido tan práctico arreglar tu habitación, sin tener que lidiar con una cobija pesada.

Duvet Doble Faz Puntillismo Azul

Plumones

Los plumones ya están en tamaño Doble, extradoble, full, twin, entre otros.

Sus diseños son muy variados desde muy coloridos hasta sobrios. De hecho, la mayoría de la textura con la que se fabrica el duvet es en algodón por lo cual son muy cómodos a la hora de dormir.

Juego De Funda De Edredón Uozzi Bedding Gris Oscuro

Algo que hace especial a los duvets es que se puede adquirir forros sin necesidad de llevar el relleno, es decir, si en tu casa ya cuentas con un acolchado solo tendrás que comprar fundas de diferentes diseños para intercambiar la apariencia de tu cama.

Duvet Felpa Plus Blanco Con Reverso

La tendencia de los plumones estará presente durante mucho tiempo, ya que es más fácil tener espacio en tu closet para guardar diferentes forros para transformar tu cama que un edredón completo.

También te puede interesar: Juegos de cama: Cómo escogerlos